28 abril 2009

Elena Varela: ¿será justicia?



Elena Varela es chilena, tiene 43 años, una hija de 16 (América), es licenciada en música por la Universidad de Chile , intérprete en clarinete y saxofón, compositora y directora de orquesta, Magíster en Artes mención Musicología, guionista y documentalista.
Es la autora del documental Newen Mapuche, filmado con el apoyo económico del Fondo Audiovisual de CORFO (2005) y actualmente enfrenta los cargos de: Asociación ilícita, robo con homicidio, robo con violencia, reclutar gente y refugiar delincuentes luego de ocurridos tales delitos. El fiscal, pide una condena para ella de 15 años y la audiencia preparatoria para el proceso judicial próximo a iniciarse, tendrá lugar el 29 de Abril en el tribunal de Rancagua.
Fue detenida el 7 de Mayo de 2008 y permaneció en la cárcel de máxima seguridad de Rancagua durante 3 meses. Alrededor de 300 cintas, resultantes de su trabajo documental desde los 90, fueron secuestradas exponiendo a quienes accedieron a ser entrevistados a pesar de estar en la clandestinidad por ser perseguidos por la ley anti terrorista. A menudo, en documentales que ponen en juego la seguridad de los entrevistados, se aplican recursos tales como borrar o pixelar los rostros de las personas para evitar que sean identificadas, pero actualmente la policía chilena cuenta con el material en crudo que expone la historia de personas en situación de vulnerabilidad ante el desinterés del Estado chileno.
Según el censo de 2002, el 4,6% de los habitantes de Chile pertenece a etnias y el 87,4% de esa población indígena es mapuche. El 33% vive en la Novena Región de la Araucanía, en tanto el 30,3 reside en Santiago. Es decir, se trata de unas 200000 personas que viven en la Araucanía, donde 10 años antes residía el 52% de los mapuches, según el censo de 1992. Progresivamente, se desplaza a los Mapuches de sus tierras, donde empresas forestales exportadoras de celulosa se instalan con la connivencia del gobierno chileno.
Chile es, por elección de la Asamblea General de Naciones Unidas, miembro del consejo de Derechos Humanos durante el período 2008 - 2011, a pesar de las violaciones a sus derechos que enfrentan los habitantes del pueblo Mapuche. En tal sentido, cuentan con la complicidad de los medios de comunicación que logran que el común de los pobladores de Santiago, crea que los habitantes del pueblo mapuche han recibido un pago por sus tierras, el cual gastaron en bebida y ahora reclaman que se les vuelva a efectuar dicho pago, provocando asaltos e incendios reiterados.
Elena me recibió en el taller SOL, Muy cerca de Plaza Brasil, En Santiago de Chile, donde respondió con paciencia y amabilidad a todos los interrogantes que realizara, ante la escasa información difundida por los medios de comunicación masivos sobre su historia de censura y represión. Como periodista, fui a observar la veracidad de la historia, confiando luego de escucharla, en la plena inocencia de la documentalista.

¿Cómo surgió tu vocación de ser documentalista?
Desde niña estudié música, era mi fuerte y de un momento a otro comienzo a hacer música para cine y comienzo a estudiar cine. A la vez necesito estudiar cine porque el lenguaje audiovisual junto con la musícame permite desarrollar mejor las ideas de la composición musical y dentro de ese proceso me di cuenta que dentro de los lenguajes con que podemos aspirar a cambiar la sociedad, la humanidad, y hacerla un poco más sensible a los problemas de los derechos humanos está el audiovisual. A parte soy maestra, así que comienzo a tratar de hacer todo un proyecto con niños, en el fondo la idea para mi pasa por una educación desde niño a adulto. Lo audiovisual era en principio y siempre ha sido una fórmula de contrarrestar lo que te entrega un sistema un tanto opresor y aniquilador de sueños y creo que esa es una de las semillas que han ido matando los medios en general, en este caso en Chile, todo el sistema mediático oficial y a parte son las leyes que se van tramitando para fortalecer la corriente mediática desde el estado, que no plantea un camino de conducción de sueños que por ahí yo creo que esa viene a ser la sensibilidad máxima que puede tener una persona para poder cambiar la humanidad, o sea un mundo más justo, son muchas las diferencias, las injusticias, etc. Bueno, y ahí en ese proceso me empiezo a meter más con el cine y empiezo a escribir, a ganar premios en guiones y ahí me tiré por el cine y me compré una cámara de cine, comienzo a hacer películas. Hice un proyecto de cortometraje para niños donde mostraba distintas realidades de niños que por lo general en la tele tu ves el que tiene todo, en éste trato de construir lo contrario, la realidad de los niños que no tienen todas las capacidades o todas las posibilidades de desarrollo. Y bueno, levanto todo lo que es una productora, un colectivo de cine y finalmente después de todo un proceso, siempre he trabajado la educación, la música y el cine, son todas esas cosas las que estaban incorporadas, me decido a trabajar ya con lo que tenga que ver con el rescate de la memoria en Chile y con el tema de la propiedad de los derechos humanos en el ámbito de pueblos indígenas.

¿Qué buscás mostrar a través de tus documentales?
Mira, principalmente la esperanza, a través de los atropellos a los derechos humanos que tienen ciertos grupos sociales y trato de dar esperanza a esos grupos a través de la denuncia, por ejemplo, de la imagen latente de los atropellos a estas personas. Trato de construir a través de medios audiovisuales una esperanza no solamente en términos políticos o sociales, sino también una esperanza mágica a través del medio para que la gente vaya tomando su participación dentro de las películas y sienta que puede aportar su grano de arena para construir una sociedad más justa, distinta.

¿Cómo nació tu interés hacia el pueblo Mapuche?
Esa es una historia que nace en Alemania, yo estaba estudiando dirección de orquesta y estaba en una especie de foro de racismo porque en Alemania incentivan mucho el tema derechos humanos por todas las violaciones que hubieron en tiempo pasado. Entonces hay todo un curso, los niños desde chiquititos empiezan a tener los derechos humanos como asignatura y hay todo un planteamiento incluso en museos. Hay museos que no son como los que acostumbramos a visitar, que tienen que ver con el patrimonio cultural antiguo, digamos, con el patrimonio material, sino que son museos que muestran el tema derechos humanos a través de casas donde fueron detenidas personas, de campos de concentración, de la educación misma. Entonces, bueno yo estaba en un foro dónde discutiendo sobre racismo una antropóloga me dice que en Chile hay demasiado racismo, tanto como en Alemania en tales años, entonces yo le cuestiono un poco todo lo que ella estaba diciendo y no tenía conocimiento. Cuando en ese instante ella me mostró material visual que eran unas fotografías y unas imágenes que ella tenía sobre el conflicto Mapuche, carabineros allanando una comunidad Mapuche, los golpes a una anciana y a niños y me queda tan latente en mi inconsciente que lo llevo a un plano de una necesidad mía personal, como una misión de tener que ir al lugar y buscar la verdad. Así fue que yo decido hacer un viaje al sur, de eso te hablo de 5 años atrás, a indagar comunidades, personas y empiezo a construir una historia que no ha sido nunca escrita y a indagar por qué. Porque en este caso desde que tenemos gobiernos democráticos en Chile no les conviene hablar de que aquí se violan los derechos humanos y empiezo a darme cuenta que sí ocurre, que el tema de la dictadura que había quedado atrás está vivo en el sur de Chile, el atropello a los derechos humanos, la ley anti terrorista que es una ley que fue dictada por Pinochet y ahí es cuando yo decido ya tomar la cámara y filmar y hacer una construcción después de una larga investigación de un guión. Escribo la investigación y postulo a distintos fondos para ir avanzando porque es una historia que como no ha sido escrita no hay una persona que diga: “con esa persona vamos a tener toda la verdad”. Entonces es un rescate muy grande que se hace y no lo hice sola, lo hice con mucha gente entre los cuales hay periodistas, antropólogos, cineastas, documentalistas, editores, fotógrafos, historiadores, de todo y toda la comunidad Mapuche.

¿En qué consiste la ley anti terrorista?
Es una ley de terror, la cual en el caso de Pinochet utilizaba para aplacar el movimiento de izquierda, principalmente de izquierda más revolucionario, más alzado. En principio es eso, pero en términos concretos no es así porque bastaba con que a ti te encontraran un libro de Pablo Neruda, o de Víctor jara o de alguien que manifestara un pensamiento distinto para que se te aplicara la ley anti terrorista. Sigue vigente en el sur, se pensó que cuando llegaba la democracia esa ley iba a ser ya derogada, que no se iba a utilizar porque fue utilizada por Pinochet para detener movimientos como el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, los Comunistas, Miristas, Lautaristas y se llenaron las cárceles de presos políticos, en un momento determinado. Y bueno, transcurrido el tiempo, llegada la democracia comienza a utilizarse a partir del año 2002, con el gobierno de Ricardo Lagos y simplemente de una manera que obedece a una operación, a una operación así como una operación Cóndor, o la operación Colombo. En parte es la herramienta por la que se derrumba la organización Mapuche que se estaba formando en el sur.

¿Qué situaciones muestra tu documental Newen Mapuche?
El documental narra la historia mía como documentalista llegando al sur que es una historia real, y como me voy contactando con gente que es perseguida bajo ley anti terrorista. Gran parte de esa gente permanece con orden de arresto por ser “terroristas”, pero son mapuches. El personaje principal en el fondo es un joven X que representa a un clandestino mapuche que arranca de comunidad en comunidad porque le tienen aplicación de ley anti terrorista acusado por incendios y otras cosas que acusan a los Mapuches. Este joven me va contando y voy construyendo la historia Mapuche en el sur, la lucha de ellos, la lucha de las comunidades, la recuperación de sus tierras. Cada vez que la organización de Mapuches lograba recuperar ciertos fundos, ciertas tierras que habían sido expropiadas en épocas anteriores, eran allanados y cercados por helicópteros, por cielo y tierra, la zona era militarizada. Entonces va contándome todo como han sido los procesos, en el fondo es un dispositivo en el cual se va narrando la historia del conflicto. También hay una radio resistencia donde se van reuniendo los líderes de este movimiento que yo voy contando que ha sido perseguido. En este momento son aproximadamente40 los presos mapuches en Chile, en la época que yo partí eran 23, hoy en día se implementó mucho más la ley anti terrorista. También hago un análisis de que a Chile se le exige de parte de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales el tener una conducta como nación frente a los derechos humanos para poder acceder a ciertas relaciones internacionales con Europa, Asia, América del Norte, América del sur, etc., sin embargo Chile no da cuenta de esos atropellos, por tanto existe también una violación a la libertad de expresión. De manera que tú te das cuenta que en Santiago nadie tiene idea de lo que sucede en el sur, es decir está totalmente cercada la información y los niveles de represión son tan terribles que la gente que trata de informarse, como por ejemplo documentalistas extranjeros que vinieron a filmar el conflicto, que se enteraron y gente que solidariza afuera, fueron expulsados inmediatamente y no pueden entrar más a Chile, así también productores de televisión que han intentado hacer reportajes respecto de los líderes clandestinos o de dar cuenta de como han aplicado la ley anti terrorista. Así pues entonces son un montón de cosas que se van narrando dentro de la película hasta el día cuando me detienen.

¿Cuándo fue tu detención y de qué se te acusa?
El día 7 de Mayo de 2008 y se me acusa de haber realizado 2 asaltos a mano armada, ser la planificadora, la reclutadora de toda la gente y la persona que después refugió a los asaltantes que a la vez no eran delincuentes sino que eran gente del MIR (movimiento de izquierda revolucionaria) y se me acusó de haber financiado con mis fondos defensas de Frentistas, de Miristas, de gente perseguida que estaba presa en Brasil y en otras partes.

¿Qué pruebas tienen?
Al principio según ellos tenían todas las pruebas, por eso me llevaron a una cárcel de alta seguridad. Ahí eran muchas las pruebas que ellos tenían, según decían y entre las cuales una de las más fuertes que publicaron fue que al abrir la maleta de artes de la productora, encontraron implementos como armas de juguete, que eran para ser usadas dentro de las dos películas que estaba haciendo, o sea que son armas de utilería de película, también uniformes militares o de fuerzas especiales que ellos decían que yo los estaba ocupando para eso. Sacaron una bandera del MIR, porque yo también hacía en ese instante una película sobre el movimiento del MIR de los años 40 hasta la fecha en la zona del Neltume que es al sur de Chile. Entonces, al exponer todo eso frente a la prensa hicieron todo un montaje televisivo, pusieron armas reales que no eran mías, diciendo que yo tenía todo ese armamento, también decían que yo hacía entrenamiento militar a la gente, a través de esa vestimenta. Cuando me detuvieron, detuvieron a todo el equipo de cine, camarógrafo, director de fotografía, director de arte, relacionador intercultural, sonidista... entonces detienen a todo el grupo de cine, y ellos dicen que es una célula mirista. Pasamos por diferentes etapas, bueno yo seguí detenida, ellos fueron interrogados por fiscales del sur para preguntarles si tenían algo que ver con los camiones que se habían quemado por mapuches en alguna parte o si tenían algo que ver con el MIR. A mi se me violaron todos mis derechos, sufrí un proceso de tortura psicológica en mi detención y posteriormente el hecho de estar en una cárcel de máxima seguridad sin justificación también pasa a ser un proceso de tortura.
Estuve 2 días sin beber agua, ni comer nada ni ir al baño. Y posteriormente permanecí incomunicada en una cárcel de alta seguridad durante un mes. Y después comienzan los movimientos de cineastas en Chile, Argentina y Venezuela, en todo el mundo y la solidaridad internacional frente al atropello. fue cuando yo envié unan carta a la ministra de cultura pidiéndole explicación porque se habían llevado todas las cintas, todas las películas y que tenía miedo de que sacaran información de la gente, de los actores sociales y ya ahí en ese momento cuando la gente se empieza a enterar es cuando me abren el abanico para ver a mi hija, a mi familia, a mis amigos, a la gente solidaria, etc.

¿Qué respuesta obtuviste por parte de la ministra de cultura Paulina Urrutia?
Mira, la ministra lo único que hizo, al principio, en el primer mes fue mandar una carta, después de la carta que yo le envío desde la cárcel, que la envié al igual que cartas que yo he conocido relatos de procesos dictatoriales cuando la gente recurre a hacer una carta escrita sin papel, con poco lápiz, le mandé esa carta que dio la vuelta al mundo y lo que ella hizo fue mandarme una respuesta diciendo que iba a hacer un resguardo del material audiovisual y que se iba a preocupar de que ese material quedara en archivo dentro del patrimonio cultural de Chile. Esa fue su respuesta y a mí la verdad me pareció bueno, está bien, pero eso no puede ser una respuesta de una persona que sabe que hay una propuesta audiovisual histórica detrás de todo esto y de derechos humanos. Entonces ella simplemente quería copiar el material y eso iba a hacer todo, pero en realidad yo creo que ella lo sentía en el corazón, pero igual es representante del Estado que me estaba reprimiendo. Entonces es toda una lucha contradictoria. El movimiento de cineastas en Chile se le alzó y le puso bien las cartas sobre la mesa diciéndole que aquí en Chile no se puede permitir eso, que si me está pasando hoy día a mí, a cualquiera le va a pasar. Ella empezó a ver como podía ayudarme, tuvieron entrevistas con el fiscal nacional. El fiscal le dice que el poder judicial es independiente de cualquier cosa por tanto ella no puede hacer nada en términos judiciales. En términos de solamente salvaguardar lo que tiene que ver con el material audiovisual, ella insistió en eso e hizo un catastro sobre lo que investigaciones de Chile le pasó a ella que eran alrededor de 100 cintas. El total son 300 las que sacaron de la casa y bueno hay un total de 200 cintas desaparecidas.

¿El material secuestrado era sólo de Newen Mapuche?
Hay material de época mío del año 94 hasta la fecha y hay material Newen Mapuche y los sueños del comandante, que es la otra película que estaba realizando. El tema es que todo, ellos lo unen después y fabrican una historia de represión no solamente para mi sino para la gente que está en el sur o que es líder, organizadora, o parte de organizaciones sociales y políticas en el sur, gente que tiene que ver con la represa. Entonces dentro de todo ese grupo de actores sociales ellos tienen ya un curriculum, se puede decir de cada persona que aparece en la cinta, también tienen la historia contada por ellos mismos, cosa que no habían accedido nunca porque los mapuches no le cuentan a cualquiera la historia, menos a investigaciones. Ahora está en poder de Inteligencia Nacional todo ese material.

¿A quiénes creés que afecta que se difunda el documental Newen Mapuche?
Afecta fundamentalmente al sector económico. La empresa maderera, es como la tercer industria que mantiene económicamente a Chile y que fue levantada a partir de la dictadura militar con leyes que se instalaron donde se subvencionaba a cualquier empresario para que levantara forestales en esas tierras que fueron quitadas por la dictadura al pueblo mapuche. Afecta también al sector político que ha implementado leyes en Chile como la ley anti terrorista, que viene a ser increíble que en un gobierno democráticos esté aplicando una ley de ese tipo y bueno hay justificaciones de parte del estado de que exista. Pero las violaciones son a niños, a mujeres y a todo tipo de personas. Estamos hablando de violaciones a comunidades. La ley a diestra y siniestra hace y deshace con gente, hay niños desaparecidos, niñas que han sido secuestradas por los servicios secretos para recibir información sobre sus padres, tíos, familiares, comunidades. Hay abuelas ancianas que han sido quebrajadas enteras cuando hacen allanamientos, niños que quedan solos en la incertidumbre en una comunidad, de hecho ahora hay una niña que está en Suecia exiliada que es la más chiquita de una comunidad donde han detenido a todos los integrantes, hay un niño desaparecido actualmente, gente todavía clandestina, una mujer está clandestina hace años que tiene cáncer y no puede solucionar su problema de salud. Entonces son muchas cosas que se van mostrando y que denuncian realmente lo increíbles que son las políticas democráticas de los países latinoamericanos, por ejemplo en el caso de Chile que es una muestra de como se va ejecutando políticas internacionales en Chile para ser ejemplo después en Argentina, Colombia, Venezuela o en otros países. Entonces hay una fuerza detrás que va más allá de una parte regional del sur, de una parte nacional, sino que ya es internacional.

¿cuál es al día de hoy tu situación procesal?
Estuve en un proceso de investigación que terminó hace unos meses atrás, me acusaron a 15 años y un día, estoy en un proceso judicial con medidas cautelares que tengo reclusión domiciliaria nocturna de las 10 de la noche a las 8 de la mañana, en Santiago debo estar 3 semanas y una semana en el sur, en mi casa, solamente una semana en mi casa y las otras 3 semanas estoy de llegada en casa de un hermano.
Eso es lo que vivo a diario y la acusación terrible de quince años y un día.

¿Cuándo comienza el juicio?
Tenemos nosotros una audiencia que fue suspendida ya y la primer audiencia será el 29 de Abril. Ahí se plantean las pruebas que presenta nuestra defensa y también la pugna de las pruebas que presente el fiscal que es el ministerio público que acusa y los querellantes que están acusando por millones de pesos y posteriormente se esperará unos 30 a 60 días que pueda comenzar el juicio, o sea, podría ser entre Junio y Julio. En Julio ya sería la etapa límite para que comience el juicio que durará como un mes más o menos.

¿Conocías a alguien de las personas con las que te vinculan?
Mira yo conocía a una persona que fue un periodista argentino y que él para mí fue una de las fuentes más importantes que yo tuve al principio, cuando llego al sur de Chile. Él es una persona que me entrega mucha información respecto de como estaba funcionando el movimiento Mapuche y todas las cosas que estaban sucediendo y a la vez me va vinculando con periodistas, gente de la zona para poder iniciar mi trabajo documental y por esa razón, por haberlo conocido, ellos intentan armar esta historia.

Leonardo Civitarese conocido por Varela como periodista argentino, a quien el fiscal Servando Pérez Jordán identifica como Juan Moreno Venegas (chileno), jefe del autodenominado MIR/Ejército Guerrillero del Pueblo, una división del MIR formada en los 90, tuvo una breve vinculación sentimental con la realizadora en 2004.

¿Sos la única persona procesada?
Al principio éramos 6 personas procesadas, 3 mujeres y 3 hombres, quedamos 3 imputados, yo, otro chico que es de la zona de hercilla que es Kenny Sánchez Contreras, y Sergio Reyes Matus. Las otras 2 personas, una se adjudica el asalto [Sergio Reyes matus] y dice que es mirista y la otra persona no ha dado declaraciones, pero no tienen vínculo conmigo.

¿Volverías a emprender esta investigación teniendo en cuenta todo lo que estás sufriendo?
De hecho lo estoy haciendo, seguí trabajando adelante, vamos a terminar el documental como sea y se va a mostrar la verdad.

¿Quién es Elena Varela?

Varela Escribe, produce y dirige documentales, es compositora y gestora cultural, encabeza la Productora Ojo Films, fue fundadora de la Escuela de Todas
las Artes y de la Orquesta Sinfónica de Niños de Panguipulli, en la llamada Araucanía.
Después del asesinato del mapuche Alex Lemus, de 17 años, herido de muerte por Carabineros en la represión de una manifestación por tierras el 7 de noviembre de 2002, la realizadora comenzó a investigar los orígenes del conflicto del pueblo mapuche con el Estado, como lo han hecho otros cinematografistas, intelectuales e historiadores. Así concibió la idea del documental Newen Mapuche, realizado con apoyo financiero parcial otorgado en 2005 por el Fondo Audiovisual de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.
Varela trabajó con un equipo integrado por Joel Zúñiga, asistente de dirección; Flor Rubina, productora ejecutiva; Eduardo Ramírez, productor; Mauricio
Durán, asistente de producción y producción periodística; Inti Briones, director de fotografía; Boris Herrera, sonido; Javier Guiñes Gaona, música original; y Paula Talloni, montaje. Varias de estas personas fueron detenidas, al igual que algunos entrevistados por la documentalista.
Newen Mapuche también fue uno de los diez proyectos seleccionados para el festival DocSantiago 2007, un evento del Santiago III Festival Internacional de
Cine, SANFIC3, por estimarse que indaga en las causas y efectos del actual conflicto entre las comunidades indígenas y las empresas forestales. DocSantiago
2007 fue un encuentro de productores y realizadores interesados en obtener financiamiento de la televisión para sus proyectos.

1 comentario:

Horacio dijo...

EL CAPITÁN RUFINO SOLANO. JUSTO PREMIO AL TRATO EJEMPLAR HACIA EL GÉNERO. HISTORIA DE CAUTIVAS ARGENTINAS. SINGULAR PERSONAJE HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y DE ARGENTINA.-

Hace casi un siglo, a la edad de 76 años, dejaba de existir el capitán azuleño don Rufino Solano. Este muy particular militar, recordado como “El diplomático de las pampas”, desplegó inigualables acciones en favor de la paz, la libertad y la vida en la denominada “frontera del desierto”. Como resultado de estas acciones Rufino Solano, mediante su trato proverbial con el aborigen, consiguió redimir PERSONALMENTE a centenares de mujeres, niños y otros prisioneros, de ambos bandos, impulsado siempre por un notable y especial sentimiento hacia el género, encarnado en la lacerada figura de la cautiva.
Asimismo, se destacan entre sus acciones, el haber evitado sangrientos enfrentamientos mediante sus prodigiosos oficios de mediador y pacificador, pactando con los máximos caciques indígenas numerosos acuerdos de paz y de canjes de prisioneros. Realizando esta arriesgada tarea en beneficio de la población de Azul y de numerosas localidades de la Provincia de Buenos Aires e incluso de otras provincias aledañas.
En el plano religioso, cumplió destacado protagonismo sirviendo de enlace en la acción evangelizadora hacia el aborigen llevada a cabo por la Iglesia de aquella época. En cumplimiento de esta última actividad, se lo vio prestando estrecha y activa colaboración al Padre Jorge María Salvaire, fundador de la Gran Basílica de Luján denominado “El misionero del desierto y de la Virgen del Luján” (participó en la célebre expedición a los toldos del cacique Namuncurá) y actuando de ineludible interlocutor entre los jerarcas aborígenes y el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, en la persona del Arzobispo Dr. León Federico Aneiros, llamado “El Padre de los Indios”.
Esta encomiable labor del capitán Rufino Solano fue desarrollada durante sus más de veinte años de carrera militar y continuó ejerciéndola después de su retiro hasta su muerte, ocurrida en 1913. Actualmente obra en la Legislatura de la Pcia. de Buenos Aires, un proyecto de ley para declararlo Ciudadano Ilustre de dicha provincia.-
http://elcapitanrufinosolano.blogspot.comhttp://www.senado-ba.gov.ar/ProyectoIndividual.aspx?expe=82627

O para leer la página completa del personaje en internet escriba en su buscador la expresión: - elcapitanrufinosolano - (blogspot)